¿Cómo manejar la culpa en la maternidad?

Sabemos que la maternidad es todo un reto, llega llena de emociones, alegría y sin duda muchas incertidumbres, miedos, y desafíos que nos hacen enfrentar con partes nuestras que no conocíamos, lo más sorprendente es que un gran porcentaje de las madres vivimos situaciones que son muy comunes y pueden llegar a ser bastante difíciles, lo que nos puede dar tranquilidad es saber que no somos las únicas que sentimos esto y en realidad hay muchas madres así.

Tenemos tantos estereotipos sobre cómo deberíamos ser  madres perfectas o por lo menos ser buenas mamás, pero en realidad no hay ni malas, ni perfectas, ni peores, simplemente cada una hace lo mejor que puede, hay que tener en cuenta que todas tenemos incluso lealtades familiares que hacen que estar disponibles sea difícil, que por el contrario otras hacen que tengamos el deseo de estar disponibles y dejemos a un lado nuestros sueños, e incluso podemos tener tantas heridas que estemos presentes sin estar presentes, es más podemos tener un deseo inexplicable de ser más y en el fondo sentir que no queremos serlo.

Por estas y muchas más razones que traen consigo nuestra maternidad es hora de dejar la culpa.

Hay que admitir que no somos ni seremos perfectas.

Reconocer y abrazar nuestros errores.

Que está bien desear tiempo para nosotras.

Que no está mal sentir que estás peleada con tu maternidad.

Puedes incluso pensar sin culpa en los tiempos en que no eras madre y desear volver a ellos.

El mayor éxito de nuestra vida es pasar la vida, por eso, por haber permitido que otro ser llegará a través de ti a la tierra abrázate, y trata dar siempre lo mejor de ti, sabemos que por más lealtades, culpa o dolor el amor hacia tus hijos siempre será lo más grande.

Deja un comentario